¿Por qué eres gobernado por la naturaleza del pecado?

795

Muchos personas que toman el paso de arrepentimiento, se estancan espiritualmente, ya que desconocen o luchan en contra de su emancipación total y completa a la naturaleza del pecado

Por emancipación, me refiero a la muerte del individuo a sus propios deseos y planes, sometiéndose por completo a la voluntad de Dios para llegar a ser la imagen de Cristo.

La naturaleza del pecado

Es aquel espíritu que se rebela contra Dios y contra todo lo que Él dice. Es también común a todos los seres humanos (exceptuando a Cristo); y a su vez, lo heredamos de Adán.

La naturaleza del pecado vive en el espíritu del hombre

El viejo hombre lleva al individuo a vivir una doble vida conflictiva, porque procura agradar a Dios, pero a la vez incurre en pecado.

Analicemos lo que dice

Romanos 7: 22-25:
Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios;

pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.

¡Miserable de mí! quién me librará de este cuerpo de muerte?

Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado.

Aquí vemos una división en la vida del ser humano: en su mente, acepta la ley de Dios como buena, agradable y perfecta, pero en su cuerpo o con sus miembros, sirve al pecado.

Lo contrario debería pasar: si en su mente aprueba la ley de Dios, su cuerpo debería ir en la misma dirección.

¿Pero, por qué no se da? No se da simplemente porque en sus miembros hay otro poder trabajando, la cual es la naturaleza del pecado.

Esta no es la forma que se debe vivir. Más bien, es un descubrimiento al cual lleva el individuo.

La masa religiosa no posee la capacidad de vencer el pecado continuamente, precisamente por la presencia de la naturaleza carnal.

Se requiere de un grupo de personas que vivan la vida santa como Dios lo ha diseñado, para mostrarles al mundo que sí se puede vivir esta vida en victoria, así como se manifiesta en…

1 Juan 2:6:
El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

Cuando se reemplace al viejo hombre con la naturaleza divina, se logrará la erradicación completa de esta doble vida.

Así como la naturaleza del pecado hace que el individuo viva en pecado, la naturaleza divina lleva al individuo a vivir como Dios.

El siguiente canto expresa el testimonio del hermano Gary, al ser librado de la naturaleza carnal.