III Parte de los mensajes bajo el tema:

La única Solución al gran dilema de la humanidad.

El legado que dejaron nuestros primeros padres es la raíz de todos los males y este se produce en el individuo desde el vientre de su madre.

En la obra divina de salvación, usualmente no es contemplada la naturaleza carnal por lo que la persona continúa viviendo una experiencia de salvación incompleta, constantemente pecando y pidiendo perdón.

La naturaleza carnal es el espíritu que se rebela contra Dios y contra todo lo que Él dice.

Si bien el individuo no tiene poder para vencer este espíritu, existe una solución en Cristo Jesús quien no solo vino para perdonar nuestros pecados sino para librarnos de estos.