VI Parte de los mensajes bajo el tema:

La única Solución al gran dilema de la humanidad.

En la palabra de Dios se encuentran las respuestas necesarias para llevar al ser humano al entendimiento de la ley de Dios.

Aun cuando el pecador no sabe que es un espíritu lo que está trabajando en su vida, palpa el hecho de que hay un agente que opera en su interior llevándolo a acciones de mal.

Este espíritu carnal, lleva a una inconsistencia en aquellos que dicen ser salvos, ya que siguen pecando, dando mal testimonio ante el mundo que necesita de Dios.

El reconocimiento del pecado, es lo que pondrá al individuo en el lugar para recibir ayuda y liberación, a través de Cristo Jesús quien es la única solución.