¿Qué se dice al confesarse? Testimonio real de conversión

259

Testimonio de salvación de la hermana Erica

Yo era rencorosa, odiosa también.

Yo vi el pecado como un chicle. Tiene un sabor, tiene un placer, pero ya después que pasa toda la euforia el gusto que tenía ya no está.

Pasan los días y sientes un vacío. Los placeres no quedan, el sabor se va.
Yo estaba así.

Cuando yo confesé mis pecados ante Dios, un peso se me levantó de encima.

Yo me di cuenta ya no soy la misma. Mi propia hermana se dio cuenta. Mi espíritu cambió.

Dios ha ayudado a aplacar la sed que mi alma tenía. Estaba añorando algo, algo más.

Posted by La iglesia de Dios en Panamá on Sunday, August 9, 2020

Como la hermana Erica, hay muchos quienes se preguntan qué se dice al confesarse o cómo se dice cuando uno se va a confesar.

La práctica de la continua confesión era parte de su vida, quien dijo: “yo era rencorosa, odiosa también”.

También manifiesta que veía el pecado como un chicle, el cual tiene un sabor, tiene un placer, pero ya después que pasa toda la euforia, el gusto que tenía ya no está.

Sin embargo, cuando ella confesó sus pecados a Dios, un peso se le levantó de encima, y al transcurrir los días se dio cuenta que no era la mima. Curiosamente, su hermana también lo notó.

Este es el testimonio real de la hermana Erica de la iglesia de Dios en Panamá.

Si deseas que Dios haga un trabajo similar en tu vida, toca el siguiente enlace en el cual podrás entender: La Obra Divina De Salvación.